¿QUIÉNES SOMOS? SABER NUESTRO ORIGEN ES IMPORTANTE.

Somos dos ciudadanas, Itziar Prats e Isabel Gallardo que, desde hace tres años y sin ninguna relación previa, iniciamos un “viaje” con la idea de alcanzar un mundo mejor. Compartimos un mismo significado de vida, donde intentamos impulsar un cambio en la sociedad para que cesen de escucharse sucesos de violencia como algo normal.

Dada la gravedad del problema de la violencia machista, pensamos que no hacer nada también nos hace responsables.

Porque somos y actuamos en función de nuestra experiencia y conocimiento, queremos explicaros el nacimiento de este Proyecto Social y Educativo:

Todo empezó un 25 de septiembre de 2018, viendo una noticia de un suceso de violencia de género, que narraba la historia de dos criaturas que tenían toda una vida por delante y que dejaron de latir. Nerea y Martina, con tan solo 6 y 2 años , hijas de Itziar Prats que fueron asesinadas por su padre, dieron origen en mi conciencia y corazón el intentar hacer algo que por pequeño que fuera ya iba ser más que nada.

Esta frase define a la perfección el comienzo y conexión:

“La destrucción como causa de un nacimiento”. Jean Piaget

El proyecto nace de la investigación sobre el origen del día Internacional de la violencia contra la mujer, donde descubro una historia que aconteció el 25 Noviembre de 1960; la historia de Las Hermanas Mirabal, conocidas como las Mariposas, y la traslado a nuestros días porque muchas personas, incluida YO misma, no sabíamos que su asesinato fue considerado como el primer caso de violencia de género y es por ELLAS que, desde 1981, se conmemora y reivindica en Latinoamérica. Pero se hace mas visible cuando en 1999 la ONU lo instaura como día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer.

De modo que, como hilo conductor, partimos de que el símbolo de la mariposa es muy representativo del efecto que queremos conseguir. Es por ello que, aprovechando las propiedades del “efecto mariposa”, desarrollado por el matemático y meteorólogo Edward Lorenz, donde metafóricamente nos hace conscientes del inmenso impacto que un simple aleteo de una mariposa puede provocar en otros sistemas aparentemente ajenos. En este sentido, intentamos que todo pequeño gesto que podamos llevar a cabo respecto a la denuncia de la violencia machista se convierta en un movimiento de concienciación imparable e irreversible.

 

El universo de las palabras se llama SOCIEDAD, así que la primera mariposa fue creada por 500 palabras, todas llenas de esperanza y amor, fomentando los VALORES importantes en la vida, donde cada niño/a fue aportando su palabra en relación al significado que el símbolo de la mariposa representaba. De manera que, a raíz de entonces, trabajan de igual manera: el día mundial de la Paz, el día de la Constitución y ahora el día Internacional de la Violencia contra la mujer.

Falla el sistema y también las personas, este pequeño gesto llegó a muchos lugares creando una atmósfera de CAMBIO: el que precisa la humanidad. Nunca imagine que este pequeño sueño comenzase a Volar.

“SI CREEMOS EN UNA SOCIEDAD JUSTA Y BASADA EN EL RESPETO MUTUO, CREAREMOS UN MUNDO DONDE LA IGUALDAD DEJARÁ DE SER UNA UTOPÍA PARA SER UNA REALIDAD”

Nuestros VALORES determinan nuestra ACTITUD

La ACTITUD es la parte más importante de cada persona. Esta se va formando a lo largo de nuestro desarrollo a través de los VALORES que nos transmiten todas las personas con las que interactuamos, desde la familia como referente principal, amigos y amigas, profesorado (en todas las etapas educativas), todas las personas con las que interactuamos a lo largo de nuestra vida y  hasta en los medios de comunicación, donde se reflejan los patrones "socialmente aceptados".  
Somos lo que aprendemos y lo que vemos, por eso nosotras pensamos que ya desde la infancia debemos enseñar VALORES que nos permitan desarrollar una sociedad en la que seamos felices, LIBRES de violencia.